Blogia
Desde mi infierno

El último capuzón

El último capuzón

---oOo---

Alegoría gris

 

 

Todos tenemos un infierno propio

de donde brota la tristeza; un mundo

de papeles quemados en lugar

de brasas encendidos con la brea

de este mar de ceniza gris poema

que mis manos de acróbata sostienen,

donde se hunde mi barco, donde me hundo,

sin remedio, sin nada salvo un lápiz

que me vaya ayudando en toda mi huida;

un lugar imposible donde encuentro

demasiados poemas sobre versos

y demasiados versos de poemas

con forma de árboles o flores secas;

un mundo iluminado por el tiempo,

cuyas sombras son frases que provienen

de unos labios ocultos tras los pliegues

sueltos de una cortina leve de humo

que se sabe que se halla diluyéndose;

donde el único canto es de sirenas,

como el que acabas de leer, el mío;

y al que jamás querría regresar.

                   

_____________________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

claudia -

nunca queremos regresar a la tristeza...el problema es cuando vivimos en ella, o con ella, permanentemente

me encanta, siempre, tu modo de escribir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres