Blogia
Desde mi infierno

Flash-back (o analepsis, que llaman ahora)

Flash-back (o analepsis, que llaman ahora)

---oOo--- 

 

 La crónica lacónica

  

Y es que ya no se puede ni leer  

 

 ni escribir poesía mientras -lejos 

de terminada la jornada dura

de la asistencia a clases magistrales,

en la Universidad, llena de números

aún quedaba la ardua y solitaria

tarea de ir asimilando en ti

lo aprendido a lo largo

de toda la mañana

y alguna que otra tarde-,

esperas que, a destiempo, llegues

tarde (como antes ocurría) a tu destino;

porque ahora los trenes son puntuales.  

              

Aquellas medias horas, u horas, u horas

y media de retraso, en la ventana

silenciosa del tren, proporcionaban

la elástica y teórica impotencia

(a veces tan bendita, dependiendo

de lo que en esos días Hierro hablase,

cantara Lorca, Luis

llorase desde Méjico,

navegara en su mar de arena Alberti,

o Cirlot u Ory o Grande,

del otro lado oscuro de la pena

-de la irrealidad-, la luz trajesen)

necesaria para entender que el tiempo

que pasa ya ha dejado de existir

en ti, y que sólo quedan

vacíos o pragmáticas palabras

que en verdad no servían para nada

salvo para buscarte. Y encontrarte.

                  

___________________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres