Blogia
Desde mi infierno

También aquí se equivocó tu Dios

También aquí se equivocó tu Dios

---oOo---

 

Seroja de memoria

 

 

Estos días azules y este sol de la infancia…

 

Antonio Machado.

 

 

No sé por qué está escrito que eres polvo

 

si en verdad eres agua que con tu óbito

 

se sublima y condensa en mi tristeza

 

al ver que caes en parva seca y no

 

la reverdeces. Y como hojas mustias

 

que entre páginas guardo junto a líneas

 

que cantan “para no olvidar el bello

 

instante que me acabas de otorgar,

 

entre las rosas de este libro guardo

 

la seroja caída de tus manos

 

en mis manos con llanto tembloroso”,

 

marchito está también aquel momento

 

que ni puedo ni quiero recordar

 

(y es que el agua que soy –mi soledad-

 

se va perdiendo inexorablemente

 

para caer en pasto seco y yermo).

 

     

 

Si no fuera por este día azul

 

y este sol de mi infancia evaporada

 

no hubiera mi palabra del papel

 

surgido y, sola, escrito este poema.

 

       

_________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

elena -

Me encanta la fotografía de la ilustración del poema.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres